Fernando Lederer

#37 Aspectos fundamentales del establecimiento de metas

In emprendedores, liderazgo, negocio on 7 febrero 2012 at 08:00

El mayor beneficio del establecimiento de metas no es el logro en si mismo, que también, sino la persona en que te conviertes mientras tanto. Por eso los objetivos son tan valiosos. Dan forma a tus aspiraciones, y ponen a punto los recursos necesarios para conseguir cualquier cosa que desees.

Las metas son poderosas porque te llevan a desempeñarte y superarte como nunca, puesto que conseguirlas requiere que seas mucho mejor, que seas más hábil, más inteligente, que te adaptes mejor a los cambios, que hagas más.

Las tres cualidades de todo objetivo que te marques son:

– Inspirador

– Creíble

– Medible

Esto es, debe ser motivador para ti, algo por lo que valga la pena pelear; debe ser algo que puedas hacer, que sea posible, realizable, y para lo que haya tiempo suficiente; y tiene que ser palpable, con fecha de inicio y final, con números y datos suficientes que te permitan verificar y corregir sobre la marcha.

Las metas aportan a tu vida visión a largo plazo. Todos necesitamos metas a largo para superar con éxito los obstáculos que se presentan día a día. La vida funciona de manera que soñamos a largo pero vivimos a corto. Soñamos en futuro pero vivimos en presente, y la realidad es que el presente suele presentar obstáculos, a veces muy difíciles. Afortunadamente existen las metas, para superar esos obstáculos y crecer.

Los aspectos fundamentales que debes saber a la hora de establecer metas son:

Evaluación y reflexión. La única forma razonable de decidir lo que quieres para ti en el futuro es saber primero exactamente dónde estás, en qué momento, qué lugar ocupas. Segundo, cuál es tu nivel de satisfacción en tu situación actual. Sé riguroso en este punto, pues de esto depende toda tu estrategia.
Anhelos. ¿Cuáles son tus más altas aspiraciones? ¿Te has parado a pensar cuáles son los valores de tu vida y lo que realmente quieres lograr? No me refiero a lo que otros quieren para ti, o lo que debes tener o lo que tienes que hacer. Hay ciertos sueños que nacen de lo más profundo de ti mismo, esos objetivos que son sólo tuyos y que dan sentido a tu vida.
S.M.A.R.T. Es un acrónimo inglés que significa Specific, Measurable, Attainable, Realistic, Time-sensible.

  • Specific. Específico. No seas impreciso. Exactamente, ¿qué quieres?
  • Measurable.Medible.Cuantifica el objetivo. ¿Cómo vas a saber cuándo lo has conseguido?
  • Attainable. Asequible. Sé honesto contigo mismo acerca de lo que puedes conseguir a estas alturas de tu vida, y considera tus actuales responsabilidades.
  • Realistic.Realista.Que sea realizable, realista y práctico.
  • Time-sensible. Marco temporal. Dale a tus objetivos un lugar en el tiempo. ¿Cuál es el plazo?

Supervisión. Ten a alguien de confianza que pueda verificar tu evolución y ayudarte a mantener la perspectiva. Un buen supervisor no te dejará caer, y tampoco te dejará dormirte en los laureles.

Ten en cuenta una cosa importante. Una persona media, con una inteligencia media, un talento medio y una educación media puede sobrepasar al genio más brillante que puedas conocer, sólo por tener metas claras y voluntad inquebrantable.

 

Si te ha gustado este post y lo encuentras de utilidad, quizás quieras hacerme el favor de compartirlo con tus contactos. Asimismo, siéntete libre de dejar tus comentarios. Serán bien recibidos, y yo te estaré agradecido.

#36 Tres claves para salir adelante con éxito en 2012

In coaching on 29 diciembre 2011 at 07:00

Ante los inciertos tiempos que corren y el inicio de un nuevo año en crisis global, es necesario que nos demos cuenta de la magnitud de los cambios sociales y económicos que están ocurriendo. En el pasado reciente, el progreso solía favorecer los negocios y las conquistas sociales y democráticas. Todo iba bien y era previsible. Pero ahora, con el cambio siempre pegado a los talones, impredecible por norma, es fundamental para la supervivencia poseer una serie de conocimientos que van mucho más allá de lo académico, de los títulos y los cargos. Ya nunca más se estará seguro en un puesto de trabajo. Ya nunca más se podrá ir a trabajar al ralentí, al resguardo de una empresa segura que paga una nómina, o de un estado que da trabajo “para siempre”. Ya ni existe la plena confianza de que los presupuestos del Estado aseguren la perpetuidad de las pensiones o la asistencia sanitaria gratuita y universal.

Más que nunca, aquellos que aspiren a mejorar sus vidas y las de otros poniendo en marcha iniciativas profesionales y empresariales, deben ser los líderes del cambio que quieren ver en el mundo. Deben auto educarse ávidamente y ser facilitadores de conocimiento, pues la ignorancia será aún más esclavizadora de lo que fue jamás. La competencia nunca volverá a ser una gran empresa, sino un inmigrante hambriento con un portátil y una conexión a internet , (quizás seas uno de ellos). Digo hambriento, sí, de comida, de hogar, de futuro, de seguridad, de una educación para sus hijos. Está bien preparado y listo para ser competitivo en el mercado global. Trabaja sábados y domingos, duerme menos que tú y ofrece mejores servicios con una sonrisa.

Pero sí, hay esperanza. Hay algunas cosas que se pueden hacer, que pocos harán efectivamente, y que pueden marcar la diferencia. El propósito es ser responsable del cambio, y no víctima de él. Si eres de los que saldrán adelante con éxito en 2012, tendrás en cuenta estas claves:

  1. Eres el presidente de tu empresa personal de servicios, no importa quién pague la nómina. Estás a cargo de los departamentos de producción, administración, y comercial. Eres responsable de I+D+I y de las finanzas.
  2. Invierte en tu planificación estratégica. Saca el mayor provecho de tus cualidades y habilidades y ponlas a trabajar a tu favor de inmediato. No saldrás adelante por casualidad.
  3. No pongas tanto drama a la vida. Vivimos en un mundo en que es rentable vender desgracias y culpar a los demás por ellas. La opinión pública exige derechos sin obligaciones a gobiernos y organizaciones, y la mayoría se endeuda para toda la vida sin pararse a hacer la más mínima cuenta. No hagas lo mismo. Piensa en grande y actúa en detalle, que no te detengan los agoreros, persigue tu sueño y sé responsable de los resultados.

Hay una afirmación que usa el colectivo de Alcohólicos Anónimos que dice: Dame la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el coraje para cambiar las que sí puedo cambiar, y la sabiduría para conocer la diferencia.

Y para terminar, simplemente acéptate como eres y celebra tus talentos. Repasa tus últimos logros y date un abrazo. Buen trabajo. Feliz año nuevo.

Si te ha gustado este post y lo encuentras de utilidad, quizás quieras hacerme el favor de compartirlo con tus contactos. Asimismo, siéntete libre de dejar tus comentarios.  Serán bien recibidos, y yo te estaré agradecido.

#35 Los 4 hábitos financieros imprescindibles para tu éxito

In emprendedores, liderazgo, negocio on 30 noviembre 2011 at 08:00

Esta semana, mientras trabajaba en la planificación estratégica del proyecto emprendedor de uno de mis clientes, no me he podido resistir a compartir contigo, estimado lector, la información que ahora sigue. Y sí, este cliente tiene nombre y apellidos, pero nos une un contrato de confidencialidad que no me permite revelar su identidad ni los pormenores de nuestra relación profesional. Al menos de momento, y mientras no tenga su autorización, así será; así es siempre cuando me contratan a nivel individual. 

Pero sí puedo decir que se llama Carlos, que es un artista completo, que tiene un CI que se sale de los gráficos, y que tiene todo lo que hay que tener en la cabeza para hacer de su proyecto creativo un negocio próspero. Yo sólo ayudo a ordenar las ideas y darles proyección, a convertirlas en algo real. Que no es poco. 

Vamos al lío. En este post vamos a tocar uno de los temas más importantes para cualquier persona sana: la economía. Creo que el dinero no tiene por qué ser la más alta prioridad de la vida. Pero no tengo ninguna duda de que juega un papel protagonista que impregna todas sus facetas, personales y profesionales, y es necesario aprender a manejarlo como lo que es: una herramienta.

Dependiendo de cómo se use puede traer gozo y felicidad a una vida, pero también ruina. Es necesario que seas plenamente consciente de las oportunidades que te brinda, así como de las trampas que te tiende. Lo cierto es que gracias al dinero se han hecho realidad algunas de las más altas creaciones de la humanidad. Cada día nacen proyectos fenomenales gracias a la aportación de recursos económicos de millones de personas en todo el mundo, incluidos los tuyos. Se construyen negocios, escuelas, infraestructuras, progreso; se organizan la filantropía y la solidaridad que tanto bien hacen a la humanidad. Por otro lado se crean negocios ilegales; la avaricia corporativa e institucional, y la  personal también, campan por sus fueros. Las guerras, las hambrunas… todo gira alrededor del dinero.

Más allá de las noticias que nos asaltan acerca de la economía mundial en los últimos tiempos, me gustaría mostrarte la filosofía que subyace bajo la actitud financiera de quienes emprenden con éxito grandes y prósperos proyectos personales y empresariales, que entienden el dinero como una herramienta que sirve para mejorar la propia vida y la de otros. Propósito: crear riqueza para uno mismo y para los demás.

Esta filosofía, común en esas personas, incluye cuatro hábitos principales:

  1. Deudas NO. Puede ser letal para tus sueños y tus metas. Puede ser letal para tu negocio, para tu futuro financiero, para tu matrimonio. Si quieres una vida próspera y tranquila es necesario que sepas gestionar tus deudas. Si no eres diestro en ello, mejor aleja de ti la idea de endeudarte.
  2. Ahorro. Una de las claves de la riqueza a largo plazo es la disciplina del ahorro. Un firme compromiso de ahorro te puede dar la seguridad y la tranquilidad que necesitas para la vida que quieres llevar.
  3. Inversión. Invertir es diferente a ahorrar. Supone riesgo calculado, y la posibilidad de beneficios. El ahorro y la inversión tienen utilidades distintas, según sean tus metas. En el momento en que destinas parte de tus ingresos a la inversión, activas el proceso de la independencia económica. Tu dinero empieza a trabajar para ti, no tú para tu dinero.
  4. Donación. Donar parte de tus recursos de forma habitual es uno de los principios económicos más sólidos que puedas llegar a aprender. Puede parecerte chocante, pero los que más tienen más lo practican. Donar acelera el logro de objetivos. Te hace más grande de lo que ya eres. No sólo te hace más próspero, sino que te permite disfrutar mejor de tu prosperidad, y ese es el mayor beneficio.

Hay un dicho que reza: Gana todo lo que puedas, ahorra todo lo que puedas, y da todo lo que puedas. Las personas que conocen el poder del dinero para hacer el bien tienen vidas sanas y equilibradas.

Hay que recordar también que el dinero tiene una cara seductora que te vende la idea de que puede resolver todos los problemas. Pero no. Tener dinero (¡y mucho!) está muy bien mientras lleves una vida equilibrada y con objetivos claros. Es muy importante que tú domines el dinero, y no al contrario.

La adopción de estas cuatro disciplinas te garantiza confianza, seguridad y prosperidad. Y recuerda esto: No es cuestión de cantidad, es cuestión de hábito.

Si te ha gustado este post y lo encuentras de utilidad, quizás quieras hacerme el favor de compartirlo con tus contactos. Asimismo, siéntete libre de dejar tus comentarios.  Serán bien recibidos, y yo te estaré agradecido.

A %d blogueros les gusta esto: