Fernando Lederer

#6 ¿Cómo usas tus pensamientos?

In coaching, desarrollo personal, emprendedores, ideas, liderazgo, motivación, progreso, propósito on 29 enero 2010 at 19:19

El pensamiento es poderoso. Todos los logros de la humanidad, excelsos y terribles, surgieron de un pensamiento, una idea. Haciendo uso de nuestra inteligencia, de la idea hicimos un plan, que pusimos en acción, y la creación se completó. La creación pudo ser el Tercer Reich, la Torre Eiffel, Las Meninas, el Partenón, el comunismo, el viaje a la Luna, la Quinta Sinfonía, la Democracia… Incluso la reproducción de la especie humana nace de un pensamiento.

Aunque no lo tengamos presente, todo lo que ocurre, excepto la Fuerza de la Naturaleza, existe a causa de un pensamiento.

Si estás satisfecho con algún aspecto de tu vida en concreto, puedes estar seguro de que tus pensamientos correspondientes  han sido positivos. Esa es tu creación. Igualmente, si hay algún área de tu vida que no funciona como te gustaría, seguramente tus pensamientos relativos han sido limitantes.

Cuando un pensamiento se repite lo suficiente, crea un estado de conciencia que te conduce a cierto tipo de acciones, incluso de manifestaciones físicas. Si te preguntas qué tipo de pensamientos tienes o has tenido, observa tu vida en este momento; observa tu salud, tus relaciones. Y la respuesta es…

Los pensamientos positivos dan resultados positivos, amor, salud, prosperidad, abundancia, seguridad. Los pensamientos negativos dan resultados negativos, enfermedad, pobreza, miedo, inseguridad.

La buena noticia es que los pensamientos se pueden gestionar, dominar y cambiar. Recuerda, es tu creación. La clave es entrenamiento.

El experimento de hoy es muy sencillo, y sólo pretende que te des cuenta del poder de tu propio pensamiento y cómo puede influir de inmediato en tu estado físico, y en tus acciones. Vas a experimentar la manifestación física inmediata de un pensamiento.

Bueno, relájate, cierra los ojos y piensa… en un limón.

Es un limón fresco, está colocado junto a otras frutas frescas en una fuente con hielo, y salpicado de gotas de agua fresca. Míralo, su color amarillo, la piel fina. Tómalo en tu mano. Córtalo por la mitad, huélelo. Ahora agarra una mitad y exprímela directamente en tu boca. Siente el sabor fresco e intenso. Chúpalo, saborealo desde todos los rincones de tu boca…

Bueno, ya. En este punto el 99% de los humanos está salivando. Tu cuerpo ha reaccionado al estímulo de tu pensamiento y ha experimentado la sensación del jugo de un limón que no existe. ¿O sí? Un pensamiento, una manifestación. Ipso facto.

Imagina lo que pasa cuando tu pensamiento es del tipo soy incapaz, no puedo, no sé, o cualquier otra forma de pensamiento negativo. Imagina que ese pensamiento y otros como ese se repiten en tu mente cada día, decenas o cientos de veces, cada día de tu vida, año tras año, desde tu niñez…

O quizás tus pensamientos son positivos y te impulsan a llevar una vida rica. ¿Cómo sería si tus pensamientos fueran soy capaz, soy bueno, yo puedo, yo elijo, y otros como éstos?

¿Estás dispuesto a entrenar tu mente para el pensamiento positivo, a hacer lo necesario? Ya sabes cómo funciona.

¿Qué pensamientos elijes en tu vida?

Descarga mi ebook en ESTRATEGIAS PARA EL EXITO

 

 

 

Tu comentario es bienvenido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: