Fernando Lederer

#20 ¿Y tú, qué vendes?

In coaching, emprendedores, liderazgo, motivación, negocio on 30 mayo 2011 at 18:20

Esta genial viñeta de Forges me trae al presente el tema de la venta, y cómo afecta a nuestra autoestima el concepto que manejamos acerca de la misma. Algo de lo que me di cuenta hace algún tiempo es que todo el mundo se gana la vida vendiendo algo a alguien. Desde el momento en que naces hasta el fin de tus días estás vendiendo algo o te están vendiendo algo. Día tras día.

Pero ¿qué es la venta? No es más que la habilidad para persuadir a otros para que cooperen contigo en el logro de un objetivo común. Todo tipo de negociación incluye algún tipo de venta. Por ejemplo, ser padres es un continuo ejercicio de venta a los hijos (valores, comportamientos). Comienza a ver todo lo que haces desde este punto de vista y aprende la habilidad de persuadir a otros hacia tus puntos de vista.

En el momento que vivimos, con un 20% de desempleo declarado, las personas que saben venderse en su propio interés son las que más dinero ganan, las que conservan su trabajo cuando las pintan verdes, o las que menos tiempo permanecen sin trabajar cuando han perdido su empleo. Tienen la habilidad de estructurar su vida de tal forma que siempre parece irles bien. Al contrario, en igualdad de condiciones coyunturales, los que no saben vender sus cualidades o negociar para sus más altos intereses son los que se llevan la peor parte, los que se tienen que conformar con menos, o con nada.

Cuando ya sabes lo que quieres y quién te puede ayudar a conseguirlo, llega el momento del proceso de influencia y venta. Primero es necesario conocer a esa persona y establecer compenetración. Para ello, la credibilidad es la cualidad que subyace en todas las relaciones. Las personas de más éxito invierten mucho tiempo y energía construyendo relaciones de gran calidad basadas en la credibilidad, y manteniéndolas en el tiempo.

En el proceso de crear credibilidad, se hacen las preguntas adecuadas para averiguar las necesidades y problemas del otro, y después se escucha atentamente. Se establece una sintonía fina para averiguar qué quiere, qué necesita, qué le falta, cómo y en qué se puede servir al otro. Después llega el momento de presentar soluciones y beneficios. Se dice que tú puedes conseguir lo que quieras en la vida si ayudas a otros a conseguir lo que quieren en la vida.

Si eres capaz de compenetrarte con el otro, averiguar lo que quiere y ofrecerle una solución aceptable, ya estás listo para pedir lo que tú quieres. Sólo tienes que pedir con confianza y seguridad. Este último paso parece obvio, pero el 80% de las personas no remata la faena, y cierra sus reuniones sin pedir nada. Por el contrario, agradece la atención y se va de vacío, esperando una nueva oportunidad.

Si hubiera una sola cosa que tuvieras que aprender para elevar tu autoestima y mejorar tu calidad de vida, ésta sería adquirir el hábito de pedir con confianza cualquier cosa que quieras, a cualquier persona que conozcas. Cuando pides amablemente y con la insistencia suficiente, no puedes perder, sólo puedes ganar. Si obtienes un no, estarás en la misma posición. Pero si consigues un , habrás ganado.

 

Tu comentario es bienvenido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: