Fernando Lederer

#24 Dime con quién andas… o la influencia del entorno

In coaching, emprendedores, liderazgo, motivación on 29 junio 2011 at 17:04

Una de las influencias más potentes que puedas experimentar proviene del tipo de gente con la que interactúas regularmente. Así que uno de los ejercicios más útiles que puedes practicar es mantenerte cerca de las personas que te motivan, te apoyan y te acercan a tus metas, y mantenerte alejado de aquellas que aportan negatividad y baja autoestima a tu vida. Ten la disciplina necesaria para apartar de tu vida a la gente que te frena.

Ya que la influencia de las personas con que te relacionas es tan poderosa, tanto en la familia como en el trabajo, en los negocios, en el ocio y en las relaciones sociales, haz lo posible por rodearte únicamente de aquellos a quien admiras y a los que te quieres parecer. Esto es tan serio que si permites que unas pocas personas, quizás sólo una, ejerzan una influencia perjudicial, será suficiente para sabotear todas tus posibilidades de felicidad y éxito.

Puedes empezar a cambiar tu entorno humano simplemente escribiendo sobre el tipo de personas que admiras y a quien te gustaría parecerte. Escribe sobre hombres y mujeres, vivos o no, conocidos o no, cuyas cualidades respetas y cuyas vidas consideras ejemplares. Lee biografías de personas que han conseguido grandes hitos.

Asóciate con gente positiva, identifícalos por sus palabras, por su lenguaje corporal, por su actitud. A medida que lo hagas conseguirás el atractivo necesario para que otras personas positivas quieran estar cerca de ti. Automáticamente activarás la Ley de la repulsión, por la que gente negativa tiende a distanciarse de gente positiva, y tu entorno personal cambiará a mejor.

Si a pesar de todo, todas estas herramientas te parecen inútiles o complicadas, recuerda que todo lo que haces y no haces tiene consecuencias. Todo lo que siembres o dejes de sembrar determinará lo que coseches al final.

Finalmente, recuerda la Ley de la reversibilidad: si actúas consecuentemente con tus metas y tus valores, esas mismas acciones revertirán en sentimientos consecuentes. Cualquier pensamiento, palabra o acción que tomes en dirección a tus metas reforzará tu autoestima, tu confianza y tu habilidad para lograr lo que hay en tu cabeza.

Mantén tu visión siempre presente y toma acciones en su dirección cada día, mantente alerta y aprovecha cualquier oportunidad que se presente. Actúa con rapidez, cuanto antes lo hagas, mejor te sentirás.

Hay dos tipos de personas: los habladores y los hacedores. El mundo está lleno de charlatanes que creen que hablar es lo mismo que hacer. Pero tú mueves el mundo para que sea un lugar mejor para todos. Eres quien planea y toma continua iniciativa para hacer que ocurra. Y cuando creas pensamientos positivos y tomas las acciones necesarias, adquieres el poder extraordinario de la autoestima.

 

Tu comentario es bienvenido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: