Fernando Lederer

#29 Las 6 fases de la superación personal

In coaching, emprendedores, liderazgo, motivación on 30 agosto 2011 at 13:09

Otra herramienta que puedes usar para superar con éxito cualquier decepción por grande que sea es gestionarla un paso después de otro. Cuando atravesamos un gran bache, igual que cuando sufrimos la pérdida de alguien querido, es necesario que recorramos paso a paso las seis etapas del duelo:

  • Negación. Cuando tu empresa o tu trabajo no va bien, o tienes un conflicto grave con un compañero o con un jefe, lo primero que haces es no verlo, negar la realidad. No es posible, no me puede pasar a mí.
  • Ira. Se dispara ante la sensación de dolor, miedo y confusión ante lo desconocido. Ira contra ti, contra la otra parte o contra el mundo entero. Es la razón por la que algunas personas estallan cuando reciben malas noticias.
  • Culpa y resentimiento. Miras alrededor para buscar un culpable, y quizás decides que eres tú.
  • Depresión. No sólo en caso de muerte, sino en caso de una noticia grave como la ruptura de una pareja, una amistad, un atentado, etc. Es la desesperación, la confusión, te sientes víctima y no ves salida. Si no estás preparado, puedes achacar el problema a un defecto tuyo, de tu personalidad.
  • Aceptación. Esto ocurre cuando vuelve la luz y aceptas la responsabilidad de lo ocurrido, o de tu respuesta. Empiezas a ejercer control y a usar tus habilidades de nuevo. Aceptas que no tiene sentido seguir hundido. Lo que no mata fortalece.
  • Acción. Cuando levantas la vista y miras lo que puedes hacer, en lugar de lo que ocurrió, elijes conscientemente el futuro sobre el pasado. Te conviertes en la solución, no en el problema. Empiezas a ver las lecciones que se te presentan y a hacer lo necesario.

Cuando te mueves y estás ocupado tu autoestima vuelve a crecer, y controlas mejor tus emociones y tu vida. Dejas de dar excusas y empiezas a progresar. Lo mejor que puedes hacer es atravesar conscientemente todas las etapas cuanto antes, no entreteniéndote en ninguna de ellas más de lo estrictamente necesario.

Como análisis final podemos decir que para superar con éxito la adversidad es necesario que tengas claros tus valores, tus metas y objetivos y tus planes, y el control de tus pensamientos y emociones. Ganas cuando persistes, sin importar lo que ocurra, hasta llegar. La persistencia es una forma de coraje, el coraje de aguantar lo que venga y la cualidad que garantiza el éxito.

Nada en el mundo puede ocupar el lugar de la persistencia. Ni el talento, pues no hay nada más común que gente fracasada con talento. Ni el genio, pues el planeta está cubierto de genios mal empleados. Ni la educación, pues todos conocemos personas muy educadas e infelices. Ni la riqueza, pues el mundo está lleno de ricos desdichados. La persistencia por si sola es omnipotente.

Persistencia es autodisciplina en acción. Cuando usas tu disciplina para persistir con determinación frente a la adversidad, tu autoestima se engrandece. La autodisciplina crea fricción al ir contra tu tendencia natural, y así genera la energía que forja el carácter. Y con un carácter fuerte y claro, tu autoestima es como un cohete.

Y eso ocurre porque nunca, nunca te das por vencido. Nunca.

 

Tu comentario es bienvenido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: